¿Cuántos chinos hay en la Argentina? Nadie sabe.

"¿Se puede enviarle dinero desde 20,000 km de distancia? ¡Claro que sí!"

Algo que me frustra de la investigación sobre los chinos en la Argentina es que no se sabe con certeza cuántas personas de ascendencia china viven en el país. Podríamos empezar con los datos en el censo nacional, que está plagado de problemas metodológicos.

El censo argentino de 2010 indica que hay 8,929 personas nacidas en China residentes en la Argentina, y 2,875 nacidas en Taiwán. El censo de 2001 encontró 4,184 personas nacidas en China (¡la cifra se duplicó dentro de 9 años!) y 3,511 nacidas en Taiwán. Según uno de mis entrevistados, después de la crisis económica de 2001, muchos taiwaneses se volvieron a Taiwán o se fueron a otros países, como EE.UU. Por otro lado, los chinos del continente todavía ven en la Argentina una oportunidad económica. Los datos reflejan el aumento en números de personas que inmigran a la Argentina para abrir supermercados y otras empresas. Algunos piensan quedarse para siempre, y otros quieren conseguir pasaportes argentinos para facilitar la emigración a otros países tal vez más atractivos.

Es posible que haya más inmigrantes chinos en el país que indica el censo. Según un artículo en Clarín en 2009, había alrededor de 70,000 inmigrantes de origen chino en el país en aquel año; sin embargo, el artículo ni cita la fuente de los datos ni indica si la cifra incluye los inmigrantes de Taiwán tanto como los del continente.

Sassone y Mera (2006) especulan que nuevas restricciones a la inmigración y la presencia de los inmigrantes indocumentados pueden explicar la falta de un recuento exacto de los chinos en el país. Según la Dirección de Migraciones, en 2004 había más de 13,000 ciudadanos chinos ilegalmente residentes en el país, comparado con menos de 3,000 residentes legales. Un representante de la Embajada de la República China Popular ha dicho que muchos continentales entran a Bolivia con visas válidas y cruzan la frontera con la Argentina ilegalmente desde aquel país.

Por lo menos desde el punto de vista de un investigador norteamericano interesado en los inmigrantes asiáticos en el país, otro problema metodológico del censo argentino es que no hay manera de contar las personas de ascendencia china que nacieron en la Argentina o en países aparte de China y Taiwán. La falta de una variable para la raza o la etnicidad (algo muy lógico si se considera la historia de la colonización en la Argentina) resulta que contar la segunda y subsiguientes generaciones de chinos, coreanos y japoneses sea imposible.



%d bloggers like this: